1 – Santa Gadea del Cid, Burgos

Cuando vimos que cerca de Ameyugo estaba Santa Gadea del Cid, decidimos que no podíamos dejar de ir. ¡Y qué decisión acertada la de visitar aquel pueblo realmente encantador! Porque, al encanto del lugar se unía la emoción de sabernos en un sitio ligado a la vida de El Cid. Y una vez más, el poema de mi abuelo resuena en mis oídos, recordando que sugería que algunos de nuestros antepasados habrían formado parte de las huestes del Cid, Ruy Díaz de Vivar:

Mi raza es poderosa, mis mayores,

oscuras gentes de la angosta sierra,

formaron en las huestes de Rui Díaz

y ensancharon Castilla a su cabeza.

.

Las torres del castillo dominan el paisaje al acercase al pueblo, recordándonos que Santa Gadea, situada en el límite entre Castilla y Navarra tuvo una historia de luchas defensivas..

Hay testimonios de que en el 1012 ya estaba protegida por el Conde Sancho García de Castilla; pero en el Siglo XIII sufre extensa destrucción en las luchas fronterizas.

La sobriedad de las casas porticadas de la plaza da un sentido de permanencia y un sabor de siglos a Santa Gadea.

.

En una de las puertas de la ciudad descubro en este viaje virtual, existe todavía el escudo de piedra, algo desgastado de Padilla y Manrique, que no vi el primer viaje. En el viaje en el 2017 no hubiera podido imaginar que ambos apellidos son parte de la historia genealógica que sigo investigando.

.Las hermosas casas de piedra de Santa Gadea del Cid me dejaron con el deseo de esta segunda visita.

 

 

 

 

Porque las imágenes de las ciudades andaluzas con tantas flores son tan prevalentes, me sorprendió ver que en las tierras del norte también se adornan las ventanas y balcones con flores, algo en lo que no había reparado antes.

.

 

El contraste de las flores con los muros de piedra tal vez no sea tan marcado, como contra las paredes blancas de Córdoba, pero es igualmente hermoso.

.

Monasterio del Espino en el que se venera a la Virgen del Espino. Según la tradición la virgen se apareció a unos pastores, junto a un espino, pidiéndoles construyeran una iglesia en ese lugar donde habían muerto muchos cristianos durante las batallas con los sarracenos.

 

 

Ermita de las Eras

.Preciosa ermita de románico puro construida en el siglo XII, cuando Santa Gadea queda definitivamente incorporada a Castilla y es repoblada por Alfonso VIII.

.

.

.Según el censo de 2014, el número de habitantes de la ciudad era 174..

El río junto a Santa Gadea es el Piedraluenga, afluente del Ebro. Hermoso que se conserve el nombre original y no haya sido reducido a Piedralarga..

.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Castillo de Santa Gadea del Cid

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.