A ti, Josefa María Arias Izquierdo

.

  Noche tras noche

  pienso en ti

  Josefa María

  abuela de mi abuela.

  Son preguntas

  alimentadas de cariño.

  ¿Llegaste a conocer

  a tu nieta Lola,

  mi abuela?

  ¿Llegó a quererte

  tanto ella a ti

  como la quise

  yo a ella?

  Quiero adivinar

  tu semblante

  y te veo hermosa

  con los inmensos ojos verdes

  los ojos que hemos llamado

  siempre Salvador

  pero quizá debimos llamar

  de Josefa María

  pues es igualmente posible

  que de ti vengan.

  A lo largo de esta búsqueda

  a ratos sorprendente

  igualmente

  a ratos infructuosa

  veo qué poco aparecen

  datos de las mujeres

  sus apellidos

  muchas veces perdidos.

  ¿Cómo es posible

  que sepamos tan pocos

  datos de ti?

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.