A ti, Josefa María Arias Izquierdo

  Sólo que en este caso

  la carencia de datos

  me hace calar más hondo.

  Y aunque no tengo

  números ni fechas

  Sé, por ejemplo,

  aunque no aparezca escrito

en sitio alguno

  que fuiste madre extraordinaria

  porque no hay otra explicación

  para que tu hijo

  nuestro don Federico

el único de que tenemos noticias

  —¿habrá habido otros? —

  fuera capaz

apenas empezado el siglo XX

  de valorar tan alto

  la educación para sus hijas

  de hacer esfuerzos sorprendentes

  para que se educaran en La Habana

  con María Luisa Dolz.

.

  El feminismo de la maestra

  unido a amplios conocimientos

  dejó sembrada el ansia

  de equidad

  y el amor por la sabiduría

  esos que llevabas tú

  por herencia

  de un Alfonso X

  que quiso poner en la lengua

  del pueblo

  todo conocimiento

  que pudo acumular

  con ejemplo de equidad

  inusitado tantos siglos atrás

  por herencia de quienes

  fundaron aulas para el saber

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Volver arriba
A %d blogueros les gusta esto: