29 – Soria

.

20 de abril de 2020

.

.

Ruinas del Monasterio de San Juan de Duero, siglo XII

 

La provincia de Soria

La provincia de Soria se encuentra rodeada por La Rioja, Zaragoza, Guadalajara, Segovia y Burgos. Es la provincia menos poblada de España. Su densidad de 9.2 habitantes/km2 es la menor en España y una de las menores de la Unión Europea. La provincia tenía en 2009 algo más de 95,101 habitantes de los cuales el 41.6% vivía en la capital, Soria..

Su posición estratégica a las orillas del Duero convirtió a Soria en tierra de frontera y a lo largo de su historia en escenario de numerosos encuentros guerreros. Por eso en tierras de Soria abundan castillos, torreones, atalayas, enclaves amurallados y, en muchos casos, sus templos están fortificados..

La ciudad de Soria.

En el monte Valonsadero, a 8 Kms. al noreste de la ciudad, se encuentran indicios de que 2,000 años antes de nuestra era, habitaban este paraje grupos de pastores de la Edad de Bronce. Estos primitivos habitantes de la zona dejaron muestras de su vida cotidiana en pinturas rupestres esquemáticas en las cuevas de Abrigo de las Cobatillas..

En el cerro del castillo se ha descubierto un asentamiento de la Edad del Hierro y un asentamiento celtibérico, dependiente de la ciudad celtíbera de Numancia, la más importante ciudad de los arévacos, uno de los pueblos celtíberos. A Numancia, ciudad heroica de gran significación en la historia de España, está dedicado el próximo capítulo..

Los vestigios de romanos y visigodos en Soria son muy pocos. Hay algunas menciones sobre el tiempo de la ocupación árabe. En el año 869, Solim’an ben Abús se levantó en Medina-Soria contra el emir de Córdoba. Al-Hazan, hijo del emir, sofocó el alzamiento. En el año 1079. Al-Kadir ofrece Soria y otra población a Alfonso VI..

La zona de Soria era importante, durante los siglos X y XI, por su posición estratégica. La división entre los territorios ocupados por los musulmanes y los cristianos estaba determinada por el río Duero, la “marca del Duero”. Al norte de la llamada “marca del Duero” los cristianos controlaban hasta San Esteban de Gormaz; los musulmanes defendían el sur desde el imponente castillo de Gormaz..

Es posible que en ese período, en el cual muchos lugares estuvieron alternativamente bajo dominio musulmán o cristiano, existiera ya una población en Soria, como indicarían los restos del anacoreta San Saturio y la mención de dos caballeros sorianos, Alvar Salvadores y Antolín Sánchez, como caballeros del Cid [c.1048-1099]. Algunos investigadores consideran que pudo ser conquistada por Fernán González [929-970] primer conde independiente de Castilla y que luego Almanzor [944-1002] volviera a reconquistarla..

La tierra de Soria fue recuperada de los musulmanes por el conde Fernán González en el siglo X. Soria entró definitivamente en la historia con la repoblación que ocurre entre el 1109 y el 1114, ordenada por el rey aragonés Alfonso I, el Batallador. Gentes de distintas partes de la tierra de Soria y también aragoneses y navarros se establecen en lo que empieza a desarrollarse como población..

En 1134 Soria deja de ser tierra aragonesa y pasa a estar bajo el dominio del rey de Castilla, Alfonso VII. Los nobles sorianos defienden al infante niño nacido en Soria que pasará a ser Alfonso VIII [25] y luchan junto a él en la batalla de las Navas de Tolosa..

La ayuda de los sorianos, por mantener la independencia del reino de Castilla, les ganó el privilegio de “los Arneses.” Cada nuevo rey de Castilla entregaba a los nobles de la villa cien pares de arneses, monturas, escudos y armas. A partir de los Reyes Católicos se cumplía el privilegio con la entrega de 350,000 maravedís hasta que se interrumpió después del reinado de Fernando VII.

La vinculación con Soria que mantuvo durante toda su vida Alfonso VIII queda reflejada en el escudo de la ciudad, que muestra la cabeza de Alfonso VIII..

La presencia de la esposa del rey Leonor de Plantagenet [25] tuvo gran influencia en el arte de la ciudad. La iglesia de Santo Domingo tiene gran parecido con Notre-Dame la Grande de Poitiers. En la iglesia de San Nicolás se encuentran frescos que representan el asesinato de Tomás Becket. Y los temas basados en la leyenda del rey Arturo, que inspiran los Doce Linajes de Soria, posiblemente se deben también a Leonor de Plantagenet, cuya familia estaba expandiendo por Europa el ciclo de Arturo y el Santo Grial. Esta rueda aparece en la fachada del palacio de la Diputación de Caballeros Hijosdalgo de los Doce Linajes..

Órdenes militares

A partir del siglo XII se establecieron en las afueras de Soria varias órdenes militares que protegían las puertas de acceso a la ciudad al igual que a los peregrinos que se encaminaban a Santiago por el Camino Castellano-Aragonés y a quienes ofrecían alojamiento y cuidados médicos..

La Orden del Temple y el monasterio de San Polo.

Aunque no se ha encontrado documentación escrita de que fueran los templarios los que crearon el monasterio de San Polo la tradición popular así lo afirma, y así lo reitera Bécquer, que situó su leyenda El rayo de luna en San Polo..

Bertrand Du Guesclin fue Gran Maestre Neo-Templario, trece años antes de recibir de Enrique de Tratámara, en 1370, el Ducado de Soria y varias otras plazas..

Los Caballeros Hospitalarios de San Juan de Jerusalén

Fundada en palestina en el siglo XI fue primero una orden hospitalaria que atendía los hospitales de peregrinos a Jerusalén, pero, en el marco de las cruzadas pronto se convirtió en una orden militar en lucha contra los musulmanes. Sus caballeros recibían el título honorario de Frey. Hoy en día se llama Orden de Malta..

En sus inicios se dedicaban a cuidar de los leprosos. Acogían en su orden a caballeros de otras órdenes que hubieran contraído lepra. En las afueras de Soria tuvieron una iglesia románica de San Lázaro, de la cual solo quedan ruinas, que era parte de un lazareto. Cuando fue abandonado como lazareto, los Doce Linajes fundaron allí una casa para niños expósitos..

Los Caballeros Hospitalarios de Santa Cristina de Somport

Inicialmente vinculada a los Hospitalarios de San Juan de Jerusalén adquirieron autonomía a comienzos del XIII. En Soria tuvieron una encomientda-hospital, Santa Cristina de Soria, pasando el puente del Duero.

En el siglo XVI estaba en ruinas y se concedió permiso para desmantelarla y utilizar la sillería, es decir las piedras cortadas en bloques con la que había sido construida, para reparar el Puente de Piedra..

La Orden de Calatrava

En 1169 un nieto de Fortún López entregó la iglesia de San Salvador, junto a Soria, fuera de las murallas. La orden continuó en su papel defensivo de la ciudad hasta 1322. A partir de esa fecha ya no se encuentran menciones a ella en los documentos..

Desarrollo de la ciudad.

Durante el reinado de Alfonso VIII la ciudad se desarrolla rápidamente. En 1266 la villa recibe el honor de ascender a la categoría de ciudad..

Entre los siglos XI y XIII se estabilizó la ciudad y de esa época provienen los hermosos ejemplos de iglesias románicas, entre ellas la de Santo Domingo, que fue declarada monumento nacional en 1931 y la capilla de San Polo.

Entre las numerosas iglesias de Soria destacan.

San Juan de Rabanera, del siglo XII.

La monumental iglesia de San Juan de Rabanera. Tiene un ábside románico y detalles bizantinos y góticos..

 

 

 

 

 

El ábside románico

El ábside tiene cuatro cuerpos, separados por pilastras de estilo

clásico. .

A cada lado las ventanas son ciegas,

con detalles ornamentales que pueden

apreciarse aquí.

.

La iglesia debe su nombre al lugar de origen, Rabanera del Campo, de los repobladores que

fundaron una de las 35 colaciones ( o parroquias) dentro del casco amurallado de Soria.

La iglesia sufrió muchas transformaciones durante el período barroco, pero ha sido restaurada en gran medida. Fue declarada Monumento Nacional en 1929 y Bien de Interés Cultural en 2000.

 

 

 

 

 

 

 

El pórtico y su tímpano.

Pertenecían a la iglesia de San Nicolás y fueron luego trsladados aquí .

La Concatedral de San Pedro.

La Concatedral de San Pedro, que comparte la sede catedralicia con El Burgo de Osma, es un edificio renacentista, pero conserva algunos elementos del románico castellano..

El monasterio hospitalario de San Juan de Duero.

El monasterio hospitalario de San Juan de Duero tiene un original claustro con cuatro órdenes diferentes de arcos, en cada uno de sus ángulos..

El censo ordenado por Alfonso X, el Sabio [22], en el siglo XIII, deja ver que ya existen en Soria 35 parroquias o colaciones y viven en ella 777 vecinos. En 1256, Alfonso X impone a Soria el Fuero Real. En 1274 se redacta el Fuero Extenso de Soria, que le reconoce el régimen privilegiado de frontera..

Importancia de la lana para Soria .

Alfonso X, el Sabio [22], constituye el Honrado Concejo de la Mesta, en 1273, una de las tantas contribuciones de este rey al buen gobierno. El concejo reunió a todos los pastores de León y Castilla, en una asociación ibérica. Les concedió importantes prerrogativas y privilegios, así quedaron eximidos del servicio militar y de testificar en los juicios. Y les otorgó derechos de pastoreo y de paso. Así facilitó la coordinación del traslado de los rebaños de ovejas dos veces al año, de norte a sur y de sur a norte para encontrar lugares de pastoreo y facilitó regular el negocio de la lana..

Antes de la formación del Concejo, los ganaderos se reunían, dos o tres veces al año, en asambleas llamadas mestas, palabra que proviene de “mixta” o mezclada. El propósito de estas reuniones, que se hacían en diversas localidades, era tratar los negocios concernientes al ganado y también identificar a los mestencos (animales sin dueño reconocido)..

Muchas de las actividades económicas de Soria dependían de la lana. La provincia era cabecera de varias cañadas reales, Galiana, Soriana Oriental y Soriana Occidental. Soria controlaba el esquileo de los rebaños y enviaba el vellón a Burgos y a los puertos del norte de la península.

En el camino de bajada al sur los rebaños eran esquilados en lugares especialmente asignados. Esto contribuirá significativamente a la economía de Soria..

Debido a la importancia de la lana merino como producto de exportación, a lo largo de la Edad Media la Mesta continuó recibiendo privilegios reales y una fiscalización especial para proteger a los ganaderos de los agricultores. Esto ocasionó numerosas disputas. Estas desavenencias y luchas entre agricultores y pastores o ganaderos se ha producido a lo largo de la historia en todas las partes del mundo. En España la fiscalización a favor de los ganaderos se abolió en 1836, pero la Mesta ha conservado algunos privilegios de trashumancia..

A este tema tan interesante como importante dedicaré un día entero..

Presencia judía en Soria.

Según el censo de Huete, en 1290, en la aljama, situada en los límites del castillo, habitaban unos 1,038 judíos. El comercio desarrollado por los judíos hizo de Soria una ciudad importante..

Entre los judíos de Soria se encontraban dos ilustres filósofos.

José Albo [c.1840-1444] autor del Libro de los principios, 1425, y

Shem Tov ben Abraham ibn Gaon nacido en Soria en 1283. Murió después de 1330 probablemente en Palestina. Sus dos obras más conocidas son: Migdal ‘Oz, una defensa de Maimónides, , médico, astrónomo, filósofo y rabino, judío sefardita nacido en Córdoba en 1138, y uno de los mayores estudiosos de la Tora en el medioevo y Keter-Shem-Tob, un comentario del Pentateuco..

Sancho IV, sucesor de Alfonso X, hace construir las murallas que protegerán a Soria que continúa siendo tierra de frontera entre Castilla y Navarra y Aragón..

En el siglo XIV se producen acontecimientos importantes en la ciudad:

La querella entre el rey Alfonso XI y el merino mayor Garcilaso de la Vega.

La entrega de la ciudad a Beltrán Du Guesclin por el rey Enrique II, que

lleva a la sublevación de los vecinos.

La creación oficial de los 12 Linajes de Soria.

La celebración de las Cortes nacionales en 1380..

En el siglo XV la nefasta expulsión de los judíos, que tenían en Soria una importante comunidad, trae fuertes pérdidas a la ciudad, en la reducción del número de habitantes y sus consiguientes contribuciones a la vida y cultura de la ciudad y la pérdida de la producción de riqueza..

En el siglo XVI se construyen palacios y casas blasonadas concentradas en las calles nobiliarias de la Aduana Vieja y Caballeros. El Palacio de los Ríos, construido a principios del XVI, de estilo renacentista conserva una notable vidriera de esquina..

Iglesia de Nuestra Señora del Espino

De esta época es la Iglesia de Nuestra Señora del Espino, templo espléndido con una cabecera tardogótica. Cerca de este templo está el olmo cantado por Machado..

Siglos XVI al XVIII.

Entre los siglos XVI al XVIII la lana sigue constituyendo el mayor ingreso para la población, pero a medida que declina su importancia la ciudad va perdiendo importancia política..

Siglo XIX.

A principios del siglo XIX, en 1808 la ciudad es ocupada por las tropas francesas, al retirarse después de 4 años de ocupación dejan la ciudad empobrecida y con gran parte de su muralla derruida, La división administrativa llevada a cabo en 1833 disminuye la extensión de la provincia. Y el fin de la Mesta en 1836 y poco después de la Cabaña Real de Carreteros ocasiona el hundimiento de la ganadería.

Si ha perdido su importancia, Soria no pierde su especial encanto, como supo cantarlo inigualablemente Antonio Machado:

.

  ¡Soria fría, Soria pura,

  cabeza de Extremadura,

  con su castillo guerrero

  arruinado sobre el Duero;

  Con sus murallas roídas

  Y sus casas denegridas!

 

  Muerta ciudad de señores,

  soldados o cazadores;

  de portales con escudos

  de cien linajes hidalgos,

  y de famélicos galgos,

  de galgos flacos y agudos,

  que pululan

  por las sórdidas callejas,

  y a la medianoche ululan

  cuando graznan las cornejas!

.

  ¡Soria fría! La campana

  de la Audiencia da la una.

  Soria ciudad castellana

  ¡tan bella bajo la luna!

    Antonio Machado. Campos de Soria. IV

.

No puedo abandonar Soria sin referirme a otros dos poemas de Machado. El primero A un olmo seco al que ha puesto magnífica música Joan Manuel Serrat..

    A un olmo seco, Antonio Machado

    Al olmo viejo, hendido por el rayo

    y en su mitad podrido,

    con las lluvias de abril y el sol de mayo

    algunas hojas verdes le han salido.

.

    ¡El olmo centenario en la colina
    que lame el Duero! Un musgo amarillento
    le mancha la corteza blanquecina
    al tronco carcomido y polvoriento.

.

No será, cual los álamos cantores
que guardan el camino y la ribera,
habitado de pardos ruiseñores.


Ejército de hormigas en hilera
va trepando por él, y en sus entrañas
urden sus telas grises las arañas.


Antes que te derribe, olmo del Duero,
con su hacha el leñador, y el carpintero
te convierta en melena de campana,
lanza de carro o yugo de carreta;
antes que rojo en el hogar, mañana,
ardas de alguna mísera caseta,
al borde de un camino;
antes que te descuaje un torbellino
y tronche el soplo de las sierras blancas;
antes que el río hasta la mar te empuje
por valles y barrancas,
olmo, quiero anotar en mi cartera
la gracia de tu rama verdecida.


Mi corazón espera
también, hacia la luz y hacia la vida,
otro milagro de la primavera.

.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.