39 – Zamora: ciudad del románico y el Art Noveau

1de mayo de 2020

.

Hermoso puente de piedra sobre el Duero

La hermosa ciudad situada junto al Duero y junto a la Vía de la Plata se distingue por su riqueza arquitectónica.

Hay 24 iglesias románicas en el casco histórico y 23 en el término municipal. Además, el románico se hace presente en la catedral que tiene un cimborrio único, con una decoración exterior de escamas, en el castillo, las murallas, el puente, dos palacios y nueve casas..

El cimborrio de la catedral, de influencia bizantina, cubierto con escamas de piedra y cuatro torrecillas en las esquinas, rematadas con sus propias cúpulas..

El románico.

La abundancia de edificios románicos existentes en Zamora, la hacen la ciudad de mayor número y calidad de templos románicos en Europa y justifican que se la llame “ciudad del románico.”

 

Acequias de Olivares. Antiguos molinos de harina del siglo X

El modernismo o Art Noveau

Por otra parte, Zamora es la única ciudad del interior de España, además de Teruel, con un conjunto significativo de 19 edificios modernistas.

 

 

.

 

 

 

 

 

.

Casa de Crisanto Aguiar [1908]

 

Plaza del Mercado No. 6

.

..

 

El Modernismo o Art Noveau no se limitó a las casas y palacios particulares, también apareció en edificios públicos y comerciales.

Mercado de Abastos Arquitecto Vitoria Escardá

Puerta de la Fábrica de Harinas Bobo [1907] Carretera de Villalpando s/n Arquitecto Segundo Villoria 

Teatro Ramos Carrión

Arquitecto catalán Francesc Ferriol i Carreras

Inaugurado en 1916 con la obra La noche del sábado de Jacinto Benavente.

Evolución de la ciudad y su nombre

Edad Antigua

El lugar donde se asienta la ciudad estuvo ocupado a inicios de la Edad de Bronce. Durante la Edad de Hierro fue poblada por los vacceos, pueblo celta, que también pobló Helmántica, la actual Salamanca, y Arbucala, la actual Toro. Los vacceos le dieron a su población el nombre de Ocalam.

No se han encontrado restos romanos en la ciudad, pero hay múltiples referencias que sugieren que sí estuvo habitada por romanos.

La ciudad celebra con orgullo su relación con el líder lusitano Viriato, que hizo frente a la invasión romana. Viriato murió en el año 139 antes de nuestra era. La historia lo recuerda como terror romanorum o “terror de los romanos.”

Logró ocho victorias contra los romanos y las celebraba arrancando un jirón de los estandartes rojos de los romanos y poniéndolo en su lanza. Esta tradición dio origen a la bandera de la ciudad, y de la provincia, llamada la “Seña Bermeja” y que tiene ocho franjas rojas.

El primer documento en que aparece referencia a la ciudad es el Parrochiale Suevum, del año 569, en el cual se la llama Senimure y se la considera incluida en la diócesis de Asturica, perteneciente el Reino Suevo. Los suevos que invadieron el norte de la península junto con vándalos y alanos en el 409 ocuparon parte de Galicia, Lucus Augusta, actual Lugo, Asturica Augusta, la actual Astorga, , León y el norte de Portugal, Portus Cale, Oporto, y Bracara Augusta, Braga, que se convirtió en la capital de su reino.

Como adoptaron casi de inmediato el latín vulgar, quedan pocos restos del idioma germánico que hablaban anteriormente. Una palabra qye han dejado en el gallego y el portugués es laverca “alondra” del suevo lawerka.

El nombre de Seminure aparece todavía un siglo más tarde en monedas acuñadas por el rey visigodo Sisebuto.

Edad Media

Zamora fue tomada y destruída por los musulmanes al mando del emir Mohamed.

El rey Alfonso II de Asturias, el Casto, la reconquistó y fortificó.

En 893, el rey Alfonso III de Asturias, el Magno, la repobló con mozárabes de Toledo. Los mozárabes eran cristianos, de origen hispanovisigodo, que habían permanecido en territorios gobernados por los musulmanes.

Me parece siempre sorprendente las referencias de las crónicas, tanto cristianas como musulmanas, que nos dan una visión inmediata de los hechos históricos.

El cronista Isa ibn Ahmad al-Razi, historiados árabe, cronista del caliga al-Hakam II, segundo califa omeya de Córdoba, describe la repoblación de Zamora diciendo:

Dirigióse Alfonso, hijo de Ordoño, rey de Galicia, a la

    ciudad de Zamora, la despoblada, y la construyó y la

    urbanizó, y la fortificó y pobló con cristianos, y restauró

    todos sus contornos. Sus constructores eran gente de

    Toledo y sus defensas fueron erigidas a costa de un

    Hombre agemí de entre ellos. Así, pues, desde aquel

    momento comenzó a florecer la ciudad y sus poblados

    se fueron uniendo unos a otros, y ls gentes de la frontera

    fueron a tomar sitio en ella.

Martínez Díez, Gonzalo. La emigración mozárabe al Reino de León, siglos       IX y X.

Zamora fue arrasada por Almanzor en varias ocasiones, en el 981, en el 988 y en el 987 camino de Santiago de Compostela/

En 1066 Fernando I de León la reconstruyó, la repobló con montañeses y la amuralló para cedérsela a su hija doña Urraca.

.

Cuando el rey Sancho II, en disputa con su hermano Alfonso VI, por el reparto de la herencia hecho por su padre, tenía cercada la ciudad gobernada por su hermana, fue muerto en una emboscada por el noble zamorano Bellido Dolfos.

El Poema del Cid, el más importante de los cantares de gesta castellanos hace uso de este hecho real y lo convierte en parte del cantar. Como el beneficiado de la muerte de Sancho II era su hermano Alfonso VI que así pasaba a ser rey tanto de León como de Castilla el cantar incluye la jura de Santa Gadea. Este episodio no es necesariamente histórico pero ha quedado inmortalizado por el cantar, en el cual, en el momento en que Alfonso VI es coronado en la iglesia de Santa Gadea en Burgos, Ruy Diaz de Vivar, que más tarde se convertiría en el aclamado paladín llamado el Cid, exige que Alfonso jure no haber tenido participación en la muerte de su hermano.

El cantar usa este hecho para explicar por qué Alfonso VI expulsa luego a Ruy Díaz de su reino.

En el lugar en el que, según la tradición, fue asesinado Sancho II por Bellido Dolfos, hay un tosco monumento llamado Cruz del Rey Don Sancho pues está rematado con una cruz.

Entre los siglos X y XIII Zamora tiene una importancia estratégica, emplazada en lo alto de una meseta rocosa al lado del Duero se convierte en una de las principales plazas fuerte que protegían la frontera cristiana. Pero perdió su importancia a partir de la batalla de las Navas de Tolosa en 1212 con la cual los reinos cristianos consiguieron acceso al sur..

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.