48 – Castro Nuño

Castro Nuño en las riberas del Duero junto a una magnífica reserva natural

.

                  10 de mayo de 2010

Iglesia tardorrománica de Santa María del Castillo en Castronuño con un nido de cigüeñas en la espadaña.

Azorín dedicó un libro a Castilla, un libro hermoso con descripciones sugerentes que quedan para siempre. La Castilla que describió ha cambiado algo, qué duda cabe, pero mucho de la esencia sigue igual, por eso comienzo esta visita a Cstronuño con palabras de Azorín:

.

«No puede ver el mar la solitaria y melancólica Castilla. Está muy lejos el mar de estas campiñas llanas, rasas, yermas, polvorientas; de estos barrancales pedregosos; de estos terrazgos rojizos, en que los aluviones torrenciales han abierto hondas mellas; mansos alcores y terreros, desde donde se divisa un caminito que va en zigzag hasta un riachuelo. Las auras marinas no llegan hasta esos poblados pardos de casuchas deleznables, que tienen un bosquecillo de chopos junto al ejido. Desde la ventana de este sobrado, en lo alto de la casa, no se ve la extensión azul y vagarosa; se columbra allá en una colina con los cipreses rígidos, negros, a los lados, que destacan sobre el cielo límpido. A esta olmeda que se abre a la salida de la vieja ciudad no llega el rumor rítmico y ronco del oleaje; llega en el silencio de la mañana, en la paz azul del mediodía, el cacareo metálico, largo, de un gallo, el golpear sobre el yunque de una herrería. Estos labriegos secos, de faces polvorientas, cetrinas, no contemplan el mar; ven la llanada de las mieses, miran sin verla la largura monótona de los surcos en los bancales. Estas viejecitas de luto, con sus manos pajizas, sarmentosas, no encienden cuando llega el crepúsculo una luz ante la imagen de una Virgen que vela por los que salen en las barcas; van por las callejas pinas y tortuosas a las novenas, miran al cielo en los días borrascosos y piden, juntando sus manos, no que se aplaquen las olas, sino que las nubes no despidan granizos asoladores. «

              Azorín. Castilla [fragmento]

.

Situado al suroeste de la provincia de Valladolid, en la comarca natural Montes Torozos, Castronuño está rodeado por el meandro mayor del río Duero..

Su iglesia de Santa María del Castillo fue fundada en el Siglo XIII por el prior Hernán Rodríguez de Balboa, Comendador de la Orden Militar del Hospital de San Juan de Jerusalem. La iglesia estaba destinada a albergar las reuniones de la orden y servir de espacio funerario para él y los demás comendadores..

Es un edificio de un románico tardío en que aparecen ya elementos góticos. No ha necesitado de reconstrucciones y su buen estado de conservación denota el esmero con el que fue construida. Las puertas y ventanas siguen el sobrio modelo de la arquitectura cisterciense, con arquerías sencillísimas apuntadas sobre columnas o molduras y una ornamentación vegetal, poco abultada, con elementos geométricos y cabezas de clavo..

La sobriedad se muestra también en las cornisas de forma triangular, relacionada con ciertos edificios zamoranos, como la propia catedral, lo cual se explica con facilidad porque Castronuño pertenecía desde 1158 al obispado de Zamora..

En su interior alberga un cristo tallado en madera de los llamados “crucificados patéticos” del siglo XIV, procedente de Francia, de los cuales sólo se conocen siete en Castilla y León. Tiene los brazos alzados en V y una expresión de extremo dolor..

A ambos lados de la nave hay lucillos o urnas sepulcrales, cobijados los llamados arcosoleos, arcos apuntados con molduras muy sencillas, sin capiteles ni decoración escultórica. Están dispuestos en forma simétrica, enfrentados dos a dos..

Encima de uno de los lucillos hay una estatua de piedra del Comendador Hernán Rodríguez de Balboa [Fernando Rodríguez de Valbuena]. La estatua no es yacente, sino de rodillas, que se considera una muestra de poderío personal..

.

Parque de la Reserva Natural Riberas de Castronuño y Vega del Duero

En esta reserva hay frondosos bosques de ribera y espesos carrizales a lo largo del Duero, oscuros encinares sobre suelos arenosos, tierras de regadío y de secano y múltiples especies de aves protegidas.

.

.

.

 

 

Entre las aves protegidas se encuentra la garza imperial o agulucho lagunero, amenazada de desaparición.

.

.

.

.

.

.Producción de vino

En una multitud de bodegas excavadas en la tierra se sigue elbora el vino de manera tradicional. En Castroñuño se sigue cultivando una variedad de uva autóctona de la zona, la uva Albillo Real

.

Toponimia castellana

Comparto algunos de los nombres sonoros de municipios de Valladolid, elegidos entre los muchos que empiezan con las primeras letras del alfabeto, sólo por el gusto de pronunciar sus nombres, dejándolos para una futura búsqueda de su origen: Adalia, Aguasal, Alcazarén, Amusquillo, Ataquines, Benafarces, Berceruelo, Brahojos de Medina, Campaspero, Castromembibre, Cervillego de la Cruz, Ciguñuela, Cistérniga, Cogeces de Íscar, Esguevillas de Esgueva, Fontihoyuelo, Fuensaldaña.

.

Antepasados relacionados con Castronuño

 

Juan Bautista (D’Aragón) Rodríguez de Sotolongo [14]   1450 +1528

Hijo de Rodrigo Alfonso Nuño[15]

Alfonso Nuño [16].

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.